¿De qué forma es posible la escritura biográfica hoy?

Resumen

Michael Heinrich (Heidelberg, 1957) viene de publicar Karl Marx o el nacimiento de la sociedad moderna, el primer tomo de una biografía monumental de Marx que será completada en los próximos años con una extensión prevista de tres o cuatro gruesos volúmenes. La edición original alemana de 2018 fue acompañada por traducciones casi simultáneas al portugués, el inglés y el francés. Editorial Akal de Madrid anuncia para 2019 la aparición de la versión castellana de este primer volumen.

Heinrich visitó recientemente Buenos Aires, invitado por el CeDInCI y la Fundación Rosa Luxemburgo para participar de nuestro evento internacional Marx 200 años. Exponente de una corriente alemana conocida mundialmente por postular “una nueva lectura de El Capital”, miembro del colectivo editor de la revista PROKLA y autor de numerosos libros consagrados a la opera magna de Karl Marx — Crítica de la economía política. Una introducción a El Capital de Marx (2004), Cómo leer El Capital de Marx (2012)—, ofreció el pasado 23 de noviembre en nuestro país una conferencia titulada “Nuevos textos y nuevas lecturas de El Capital de Marx”.

Poco antes de su conferencia del 22 de noviembre, le planteamos la pregunta: ¿Por qué una nueva biografía de Marx?. Heinrich aceptó el desafío, nos propuso como título “Sobre la necesidad de una nueva biografía de Karl Marx” y nos hizo llegar para Políticas de la memoria el texto que tenemos el gusto de publicar a continuación, que sirvió de guía a su exposición. Nos apresuramos a traducirlo considerando que sus reflexiones metodológicas sobre la biografía histórica así como sus consideraciones acerca de la hermenéutica de los textos mediada por la recepción dialogaban muy bien con nuestra agenda historiográfica, enriqueciéndola con nuevos desarrollos.

  Michael Heinrich



La vida de una persona es algo diferente a su biografía, ya sea la escrita por él mismo o por un otro. Una biografía no es capaz de transmitir más que una imagen incompleta de esa vida, dado que las fuentes disponibles (también una autobiografía necesita fuentes) son más o menos fragmentarias. Además, la representación biográfica nunca es independiente de los intereses de quien escribe, tanto de sus puntos de vista personales como de aquellos condicionados por su época. Y, por encima de esto, siempre ha cambiado lo que en términos históricos se espera de una biografía, aquello que es considerado una biografía buena, o adecuada. De ahí que no tenga nada de trivial la pregunta acerca de la forma en que la escritura biográfica es hoy posible y significativa.

 

PDF
HTML